Últimas entradas

Química clínica: El avance tecnológico en base a la eficiencia y la necesidad

  • Rango de rendimiento: 250 – 500 pruebas fotométricas por hora.  
  • Máxima eficacia gracias a la consolidación de las pruebas de rutina y especiales. 
  • Amplio menú de reactivos líquidos listos para usar.  
  • Identificación por código de barras para reactivos y muestras, con muestreo de tubos primarios (85 posiciones). 
  • Interfaz de usuario intuitiva con iconos y alertas fácilmente reconocibles. 
  • Bajo consumo de agua (2,5 litros/hora). 

Mientras más avanzada sea la tecnología de química clínica, debe apuntar a ser más eficiente, en un sentido integral, en razón de las necesidades de los laboratorios en donde serán implementadas, priorizando que los centros de salud y el equipo tecnólogo médico operador puedan obtener óptimos resultados en beneficio y los pacientes. 

Una de las plataformas de nueva generación para química clínica es el Selectra Mach®5. Tecnología que llega al Perú con el respaldo de Sistemas Analíticos y su partner estratégico ELITechGroup, líder mundial en sistemas para Química Clínica: analizadores, reactivos líquidos reconocidos por su estabilidad, calibradores y controles; todos validados por el CE-IVD. 

Selectra Mach®5

Analizador de sobremesa de nueva generación y totalmente integrado optimizando el espacio de su laboratorio.  

  • Rango de rendimiento: 250 – 500 pruebas fotométricas por hora.  
  • Máxima eficacia gracias a la consolidación de las pruebas de rutina y especiales. 
  • Amplio menú de reactivos líquidos listos para usar.  
  • Identificación por código de barras para reactivos y muestras, con muestreo de tubos primarios (85 posiciones). 
  • Interfaz de usuario intuitiva con iconos y alertas fácilmente reconocibles. 
  • Bajo consumo de agua (2,5 litros/hora). 

Mientras más avanzada sea la tecnología de química clínica, debe apuntar a ser más eficiente, en un sentido integral, en razón de las necesidades de los laboratorios en donde serán implementadas, priorizando que los centros de salud y el equipo tecnólogo médico operador puedan obtener óptimos resultados en beneficio y los pacientes. 

  • Velocidad operativa: Cantidad de tiempo en que ocupa la tecnología para realizar sus procedimientos.  
  • Capacidad operativa: Cantidad de procedimientos en simultaneo que la tecnología puede llevar a cabo. A mayor capacidad operativa, en relación a la velocidad, puede reducir el tiempo en que se obtienen mayor cantidad de resultados.  
  • Automatización: La tecnología es más automatizada cuando requiere menor intervención del personal operador. A menor intervención del personal operador, reduce la probabilidad del error humano y permite que el personal de laboratorio realice otras funciones. 
  • Optimización de consumo: Cantidad de reactivos, agua, entre otros elementos, que requiere la tecnología para llevar a cabo sus procedimientos. A menor consumo, la tecnología es más eficiente. 
  • Costo: Se debe tomar en consideración la inversión monetaria en relación a los beneficios producidos por la implementación de la tecnología.  

Estas especificaciones deben valorarse en relación a las necesidades del laboratorio en donde se requiere la implementación de las tecnologías de química clínica, por lo que no hay una sola forma de valorar la eficiencia de la configuración de las especificaciones con las que cuenten. 

Solución integral para química clínica  

Una de las plataformas de nueva generación para química clínica es el Selectra Mach®5. Tecnología que llega al Perú con el respaldo de Sistemas Analíticos y su partner estratégico ELITechGroup, líder mundial en sistemas para Química Clínica: analizadores, reactivos líquidos reconocidos por su estabilidad, calibradores y controles; todos validados por el CE-IVD. 

Selectra Mach®5

Analizador de sobremesa de nueva generación y totalmente integrado optimizando el espacio de su laboratorio.  

  • Rango de rendimiento: 250 – 500 pruebas fotométricas por hora.  
  • Máxima eficacia gracias a la consolidación de las pruebas de rutina y especiales. 
  • Amplio menú de reactivos líquidos listos para usar.  
  • Identificación por código de barras para reactivos y muestras, con muestreo de tubos primarios (85 posiciones). 
  • Interfaz de usuario intuitiva con iconos y alertas fácilmente reconocibles. 
  • Bajo consumo de agua (2,5 litros/hora). 

Mientras más avanzada sea la tecnología de química clínica, debe apuntar a ser más eficiente, en un sentido integral, en razón de las necesidades de los laboratorios en donde serán implementadas, priorizando que los centros de salud y el equipo tecnólogo médico operador puedan obtener óptimos resultados en beneficio y los pacientes. 

  • Confiabilidad: Cualidad de la tecnología para brindar resultados de calidad, tomando como base su sensibilidad, precisión y exactitud. A mayor confiabilidad, se reduce la probabilidad de resultados erróneos, y por lo tanto, diagnósticos erróneos.   
  • Velocidad operativa: Cantidad de tiempo en que ocupa la tecnología para realizar sus procedimientos.  
  • Capacidad operativa: Cantidad de procedimientos en simultaneo que la tecnología puede llevar a cabo. A mayor capacidad operativa, en relación a la velocidad, puede reducir el tiempo en que se obtienen mayor cantidad de resultados.  
  • Automatización: La tecnología es más automatizada cuando requiere menor intervención del personal operador. A menor intervención del personal operador, reduce la probabilidad del error humano y permite que el personal de laboratorio realice otras funciones. 
  • Optimización de consumo: Cantidad de reactivos, agua, entre otros elementos, que requiere la tecnología para llevar a cabo sus procedimientos. A menor consumo, la tecnología es más eficiente. 
  • Costo: Se debe tomar en consideración la inversión monetaria en relación a los beneficios producidos por la implementación de la tecnología.  

Estas especificaciones deben valorarse en relación a las necesidades del laboratorio en donde se requiere la implementación de las tecnologías de química clínica, por lo que no hay una sola forma de valorar la eficiencia de la configuración de las especificaciones con las que cuenten. 

Solución integral para química clínica  

Una de las plataformas de nueva generación para química clínica es el Selectra Mach®5. Tecnología que llega al Perú con el respaldo de Sistemas Analíticos y su partner estratégico ELITechGroup, líder mundial en sistemas para Química Clínica: analizadores, reactivos líquidos reconocidos por su estabilidad, calibradores y controles; todos validados por el CE-IVD. 

Selectra Mach®5

Analizador de sobremesa de nueva generación y totalmente integrado optimizando el espacio de su laboratorio.  

  • Rango de rendimiento: 250 – 500 pruebas fotométricas por hora.  
  • Máxima eficacia gracias a la consolidación de las pruebas de rutina y especiales. 
  • Amplio menú de reactivos líquidos listos para usar.  
  • Identificación por código de barras para reactivos y muestras, con muestreo de tubos primarios (85 posiciones). 
  • Interfaz de usuario intuitiva con iconos y alertas fácilmente reconocibles. 
  • Bajo consumo de agua (2,5 litros/hora). 

Mientras más avanzada sea la tecnología de química clínica, debe apuntar a ser más eficiente, en un sentido integral, en razón de las necesidades de los laboratorios en donde serán implementadas, priorizando que los centros de salud y el equipo tecnólogo médico operador puedan obtener óptimos resultados en beneficio y los pacientes. 

La constante optimización de tecnologías de química clínica es una carrera por ser cada vez más eficientes en razón de determinados atributos claves, tales como: confiabilidad de resultados, velocidad de análisis, tiempo de respuesta más rápida, capacidad operativa, consumo de reactivos y otros recursos, automatización, entre otros. 

La química clínica analiza líquidos biológicos como el suero, plasma, entre otros, mediante más de 60 tipos de analitos, que, al presentar valores regulares, altos o bajos, contribuyen al diagnóstico de diversas enfermedades y afecciones de los pacientes en centros de salud.  

En todo el mundo, diversos desarrolladores de tecnología de química clínica trabajan bajo el mismo principio: la fotometría básicamente en razón de los analitos. Y es gracias a la implementación de estas tecnologías de química clínica, que la probabilidad de errores, durante los procedimientos analíticos, se pueden reducir a menos del 5%; la cual representa una optimización en la obtención de resultados confiables muy relevante, considerando que los métodos manuales suelen registrar errores en casi el 80% de los casos. 

Pero una vez en este punto, ha surgido la necesidad de que la eficiencia de las plataformas tecnológicas de química clínica siga incrementando. 

¿Qué hace a una tecnología de química clínica más eficiente?  

Como cualquier gestión administrativa, se trata de evaluar la relación entre los costos y beneficios de sus especificaciones; en este caso, de las plataformas de tecnología de química clínica en función de las necesidades del laboratorio en donde se implementará. 

Especificaciones clave para valorar la eficiencia de una tecnología: 

  • Confiabilidad: Cualidad de la tecnología para brindar resultados de calidad, tomando como base su sensibilidad, precisión y exactitud. A mayor confiabilidad, se reduce la probabilidad de resultados erróneos, y por lo tanto, diagnósticos erróneos.   
  • Velocidad operativa: Cantidad de tiempo en que ocupa la tecnología para realizar sus procedimientos.  
  • Capacidad operativa: Cantidad de procedimientos en simultaneo que la tecnología puede llevar a cabo. A mayor capacidad operativa, en relación a la velocidad, puede reducir el tiempo en que se obtienen mayor cantidad de resultados.  
  • Automatización: La tecnología es más automatizada cuando requiere menor intervención del personal operador. A menor intervención del personal operador, reduce la probabilidad del error humano y permite que el personal de laboratorio realice otras funciones. 
  • Optimización de consumo: Cantidad de reactivos, agua, entre otros elementos, que requiere la tecnología para llevar a cabo sus procedimientos. A menor consumo, la tecnología es más eficiente. 
  • Costo: Se debe tomar en consideración la inversión monetaria en relación a los beneficios producidos por la implementación de la tecnología.  

Estas especificaciones deben valorarse en relación a las necesidades del laboratorio en donde se requiere la implementación de las tecnologías de química clínica, por lo que no hay una sola forma de valorar la eficiencia de la configuración de las especificaciones con las que cuenten. 

Solución integral para química clínica  

Una de las plataformas de nueva generación para química clínica es el Selectra Mach®5. Tecnología que llega al Perú con el respaldo de Sistemas Analíticos y su partner estratégico ELITechGroup, líder mundial en sistemas para Química Clínica: analizadores, reactivos líquidos reconocidos por su estabilidad, calibradores y controles; todos validados por el CE-IVD. 

Selectra Mach®5

Analizador de sobremesa de nueva generación y totalmente integrado optimizando el espacio de su laboratorio.  

  • Rango de rendimiento: 250 – 500 pruebas fotométricas por hora.  
  • Máxima eficacia gracias a la consolidación de las pruebas de rutina y especiales. 
  • Amplio menú de reactivos líquidos listos para usar.  
  • Identificación por código de barras para reactivos y muestras, con muestreo de tubos primarios (85 posiciones). 
  • Interfaz de usuario intuitiva con iconos y alertas fácilmente reconocibles. 
  • Bajo consumo de agua (2,5 litros/hora). 

Mientras más avanzada sea la tecnología de química clínica, debe apuntar a ser más eficiente, en un sentido integral, en razón de las necesidades de los laboratorios en donde serán implementadas, priorizando que los centros de salud y el equipo tecnólogo médico operador puedan obtener óptimos resultados en beneficio y los pacientes.